martes, 23 de diciembre de 2008

Navidad


...Y dio a luz a su hijo primogénito, le envolvió en pañales y le acostó en un pesebre, porque no tenían sitio en el alojamiento.

Había en la misma comarca unos pastores, que dormían al raso y vigilaban por turno durante la noche su rebaño.

Se les presentó el Ángel del Señor, y la gloria del Señor los envolvió en su luz; y se llenaron de temor.

El ángel les dijo: "No temáis, pues os anuncio una gran alegría, que lo será para todo el pueblo: Os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un salvador, que es el Cristo Señor; y esto os servirá de señal: encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre."
Y si simplemente fuera eso, si todo se resumiera en tener la sensibilidad de ver la señal: Ver que el Rey del Universo es simplemente un niño envuelto en pañales en el medio de un pesebre "porque no tenían sitio".

Nada de palacios, armas o prepotencia, sólo un pesebre y un niño envuelto en pañales....

Afinemos el corazón que las señales no han cesado, sólo hay que verlas

No hay comentarios.:

Otros



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...