martes, 15 de octubre de 2019

Los Sueños como motores de nuestra acción


Quién no ha leído en perfiles de Whatsapp, o en Facebook, o en las viejas tarjetas de saludos, algunas frases de este estilo:

“Si puedes soñarlo, puedes hacerlo”

“Sigue tus sueños, ellos saben el camino”

“Tienes que soñar antes de que tus sueños se hagan realidad”

En general se habla acerca de la importancia de tener un sueño, es decir un objetivo, un relato que acompañe a la acción, que nutriera de sentido al esfuerzo y de esa manera se convierta en nuestro combustible interno que nos permita alcanzarlo.

Estos “sueños” o este “relato” permite que nuestra vida se enriquezca y a través del establecimiento de una conexión hacia una dimensión épica posibilite un movimiento de ida y vuelta de nuestra voluntad, de tal suerte que la retroalimente y la potencie y en este juego de acción y reacción la intención original de la acción muchas veces puede ser cambiada y que, en cierto sentido, esta mutación en búsqueda de la concreción de nuestros sueños es lo que da crecimiento al individuo.

Hasta aquí un acuerdo pleno.

Luego vino a mi mente el pantanoso terreno de los ejemplos, la prueba de fuego de toda teoría, a saber: El gol de Diego a los ingleses, el atentado a las Torres Gemelas.

Frente a estos dos ejemplos, se me ocurren estas simples preguntas:

  • ¿Diego tenía un relato mientras mareaba o eludía o “dribleaba” (como le dicen ahora) a sus rivales? 
 
  • ¿Los pilotos Mohamed Atta, Marwanal AlShehhi y Hani Hanjour (gracias Google por acercarme los nombres) tenían un relato mayor o mejor que Ziad Jarrah del vuelo 93? Recordamos que de los 4 aviones secuestrados, sólo este no se estrelló en el objetivo designado (era el Capitolio), entre una revuelta de los pasajeros y el accionar de un avión Interceptor enviado a destruirlo, lograron derribarlo en un campo en la localidad de Shanksville (Pensilvania). 
 
  • ¿Pueden estas acciones catalogarse de mejor o peor “soñadas” o “relatadas” a la vista de sus resultados? 
 
  • ¿Hasta que no termina la vida del sujeto soñador o relatante no hay catalogación posible del relato?

 

Si la pelota hubiera dado en el palo o si le hubieran errado al 1 WTC, claramente las cosas serían distintas, no me cabe duda.

 

Pero si el sueño o relato que las origina es previo, entonces obligatoriamente habitó primero en la mente de sus autores.

 

Luego no puede cabernos dudas sobre que Diego se durmió la noche anterior soñando con eludir medio equipo inglés y hacer un gol monumental.

 

Y los muchachos de Al Qaeda pensaron en todas las vírgenes que les esperaban por haber golpeado mortalmente al Gran Satán de turno, ese relato es independiente del resultado.

 

Tal vez, la reconstrucción que nosotros hacemos ex-post del hecho sería lo que cambie, es decir, si se logra lo que se buscaba, el victorioso dice: “Esto siempre lo soñé” “Es el fruto de mi empeño en lograr mis sueños” y así siguen los ejemplos…..

 

Perdón por ser un poco frio frente a este tema, creo que todos tenemos un sueño o relato, algunos de ellos son originales y tienen el potencial de modificar el entorno en que vivimos, otros tal vez no.

 

Tal vez en ambos casos sean la forma que la naturaleza encontró para dar sustento psicológico a un conjunto de acciones adocenadas, abúlicas y sin otro objeto que sostener materialmente la persistencia de estas iniciativas por parte de sus autores.

 

Me acuerdo en algún punto entre el ´73 y el ´74, todos mis amigos y yo mismo incluido, nos fuimos a probar a Vélez (era el club de nuestro barrio).

 

Mientras nos cambiábamos en el vestuario, les puedo asegurar, que todos teníamos un sueño o relato rondando en nuestras cabezas, algo épico y destinado a cambiar el mundo del fútbol.

 

Noventa minutos después seguíamos siendo los mismos chicos de Villa Luro que jugábamos en la plaza “Derechos del Hombre” de Irigoyen y Juan B. Justo.

 

Les aseguro que teníamos sueños y existió esa interacción vivificante entre nuestros sueños y nuestro juego… sólo faltó un poco de habilidad.

  




miércoles, 7 de agosto de 2019

Invierno

Resultado de imagen para imágenes de lluvias en la ciudad 

INVIERNO 


Pleno invierno con aires de menta
frio, lluvia y solitarias certezas,
canciones gastadas y la lluvia que no cesa
había mal tiempo y vino una tormenta.

Que lejos está el verano y la primavera
en este invierno de lluvia y niebla.
Donde todo se trastoca y ciega
¿volverán los días de sol en la vereda?

Me dicen que siempre que llovió…
(Enya canta Post Nubila Phoebus)
Y un poco lo creo y mucho lo deseo,
pero ¿desde cuando se domina al Cielo?

¿Será el momento de esperar?
¿De apagar las luces y mirar?
O de abrigarse duro y empezar
a buscarte nuevamente entre la lluvia… sin cesar




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...