viernes, 22 de mayo de 2009

El Incidente


Miércoles - 12.46 hs -

El mensaje era escueto pero eficaz, había entrado por el canal restringido, una aplicación que sólo cincuenta personas en todo Washington tenían acceso:
Prioridad Alfa +
Origen: Satélite militar GAf25 – Vigía de espacio profundo
Ref: Objeto en curso de colisión
Categoría: Tripulado o con modalidad controlada
Lugar estimado de impacto: 25° 10´ 39.44” S y 66° 01´54.40” O
Tiempo estimado de impacto: 216 hs 34 m
Acción requerida: Iniciar protocolo “Moon Dust”

Lo leyó dos veces lentamente. El sabía que iba a volver a ocurrir, sabía que iba a tener otra oportunidad. Esta vez se extremarían los cuidados, nada de drogas ni apremios, no podía darse el lujo de volver a perder uno de ellos. Hizo un par de llamadas, la maquinaria oscura comenzaba a moverse nuevamente.

Todos los que trabajaban en ese sector lo conocían como “El Coronel”, así, sin nombres y él se dirigía a sus subordinados solamente llamándolos por el apellido.

Esa unidad no tenía identificación, no existía en ningún papel. Con el tiempo descubrieron que asignarle un nombre era inconveniente porque por más extraño o anodino que fuera, tarde o temprano se descubría.

Pero así una unidad sin nombre, con presupuesto directamente asignado por la unidad presidente sin pasar por el congreso y sus infantiles comisiones de hacienda, sólo y simplemente un reducido grupo de autoridades del más alto nivel sabían que si lo llamaban de cierto número telefónico, no había que hacer preguntas, sólo obedecer, era una orden que venía directamente del Presidente.

Jueves 19.40 hs – 187 horas para el suceso
Reunión de crisis, el Coronel establece el operativo de encubrimiento:
-- Europa es amiga, hará lo que le digamos, Rusia no dará problemas a cambio de lo de siempre, que no objetemos su guerra en Chechenia, China es un misterio pero nunca publica nada de estos hechos y Africa y Sudamérica no tienen tecnología para detectarlo…”
-- ¿cuál es el área de impacto? deja la pregunta flotando

Uno de los asistentes responde:
-- El área está en Argentina, en una de sus provincias del norte llamada Salta, habría que armar alguna operación de ocultamiento. El Coronel quedó mirando el mapa, era su tarea.

Jueves 23.50 hs – 182 horas para el suceso
-- Comuníquenme con la unidad de inteligencia del Comando Sur
-- Si Coronel – contestó su asistente.
En el teléfono una voz recibió las órdenes, al ver el número que llamaba sabía que no debía preguntar nada, sólo cumplir lo solicitado.

-- Necesitamos una acción distractiva, algo que oculte la llegada de una unidad de comandos para rescate y extracción. Esta acción tiene prioridad presidencial, disponga de todos los recursos necesarios para llevarla a cabo, los efectos colaterales no cuentan, nadie debe descubrir la llegada y salida de nuestros muchachos…

Viernes 11.40 hs – 170 horas para el suceso
En la unidad de inteligencia la actividad era imposible de describir, siete u ocho agentes hablaban por teléfono en perfecto castellano, sobre la mesa central se habían desplegado mapas de la zona del impacto y también de todo el país. Ya estaba en camino un especialista en historia de Argentina, llegaría en dos horas en vuelo directo desde México. Se estaban revisando las estrategias más comunes: Escape de gas tóxico, peligro de un sismo en el área… Pero cada opción era dejada de lado porque no hacía más que fijar la atención en la zona. Seguían explorando iniciativas.

Sábado 16.20 hs – 141 horas para el suceso

Un submarino nuclear y un portaaviones navegaban el Atlántico a la altura del norte de Brasil. Estaban al ciento por ciento de su capacidad de navegación, la orden era llegar cuanto antes.

Domingo 05.50 hs – 128 horas para el suceso

El comando Sur, le explicó al Coronel el operativo elegido y pedía autorización para iniciar las actividades de ocultamiento. El estudió las acciones y dio su consentimiento. En tres horas comenzaría la maniobra.

Lunes 13.30 hs – 96 horas para el suceso
El Coronel dispuso que el portaaviones armara cinco quirófanos de emergencia. Estaba dispuesto a cubrir todos los posibles inconvenientes, no quería que le volviera a pasar lo del 96 en Varginha ni mucho menos lo de Roswel –pero en ese caso él no fue el responsable- había sugerido que la presión para que el EBE colaborara lo terminaría matando… y así fue.

Lunes 15.20 hs – 94 horas para el suceso
Comienza el operativo de encubrimiento

Martes 08.50 hs – 77 horas para el suceso
El objeto ya es detectado por estaciones de tierra

Miércoles 12.00 hs – 49 horas para el suceso
Se intensifica el operativo de encubrimiento

Jueves 15.23 hs – 22 horas para el suceso
Los comandos ingresaron al país sin ser detectados, establecieron un cerco en los montes salteños

Viernes 12.46 hs – 0 horas para el suceso

Se produce la caída del objeto. La unidad de comandos encuentra el objeto y rescata tres entidades biológicas con signos de vida. Un helicóptero especial recoge el objeto que no medía más que 12 metros de diámetro y a pesar de su tamaño casi no pesaba. Volando a ras del piso y recorriendo un trayecto que los llevaba por zonas despobladas llegaron al mar. Nadie los detectó.

Sábado 22/12/2001

Todo el país seguía por televisión los sucesos de Plaza de Mayo, habían comenzado con saqueos de supermercados, crisis política, represión de manifestantes, más de veinte muertos, renuncia del presidente De La Rúa, una cómica sucesión de cinco presidentes en una semana…

Muchas personas creían que los incidentes habían sido armados por punteros del partido justicialista,

El Coronel seguía los incidentes por la CNN y en un monitor vigilaba tres cabinas de aislamiento donde unos seres de escasa estatura empezaron a despertarse, los miró y sonrió, su nueva oportunidad comenzaba…

No hay comentarios.:

Otros



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...