miércoles, 28 de enero de 2009

Pequeñas reflexiones

¿Que será más fácil: hacer algo o controlar que alguien haga ese algo? A mi me parece más fácil controlar a otro para que haga ese algo a tener que realizarlo, por lo pronto exige menos recursos.

Sin embargo para ciertas cuestiones públicas, dónde el Estado claramente fracasó en imponer algún tipo de control o supervisión, se cree que es posible que ese mismo Estado se haga cargo de la gestión directa de esos temas.

Si quién puede lo más puede lo menos ¿podrá hacer lo más quién no logró hacer lo menos?

……………………

Si alguien se parase en una esquina de la Ciudad y empezara a regalar un Pan Dulce por persona, enseguida se juntarían seis o siete personas para recibir ese regalo. Si siguiera dando esos presentes, pronto se encontraría con una cola de una cuadra de vecinos contentos esperando su turno.

Si al otro día continuara con esta práctica, pronto necesitaría la colaboración de alguna fuerza pública para mantener el orden.

Al tercer día tendría más de quinientas personas en la fila y seguramente vendrían de otros barrios a retirarlos, al cabo de una semana se habrían establecido servicios de venta de café y golosinas para los que están esperando.

Muchas veces la política habitacional de la Ciudad de Buenos Aires tiene cierto parecido con esta situación, esto hace que si se empezó a dar un subsidio a diez familias, al cabo de unos años vemos que hay más de cien mil personas en situación de vulnerabilidad habitacional.

Y el número sigue creciendo…

……………………………..

Yo veo a los pequeños comercios, a los kioscos y a las librerías tomar empleados, en general ponen un cartel en el vidrio de su negocio o avisan entre sus conocidos.

A los que contratan (ya se, no me lo digan, de modo precario y muchas veces indigno) los hacen trabajar a destajo y, por si todo esto fuera poco, les pagan de manera miserable y su crecimiento laboral tiende a cero.

El seleccionador suele ser el dueño o si es un negocio un poco más grande, el que desempeña el rol de jefe.

Lo extraño es que estos chicos trabajan… Trabajan… Y TRABAJAN.

Van y vienen, llevan cajas, barren, limpian, venden, llevan cafés y hacen todo lo que se les pida

En cambio, en el Estado existen áreas de Recursos Humanos, Sistemas de Concursos, Carrera Administrativa, procesos de evaluación, programas de capacitación permanente, cantidades importantes de profesionales para manejar estos temas: Licenciados en Relaciones del Trabajo, Psicólogos, Abogados, Contadores, etc.

También hay multitudes de gremios aguerridos que distribuyen una más que generosa dotación de delegados que están siempre atentos a descubrir al fantasma de la explotación capitalista para salir prontos en defensa del trabajador.

Se puede decir que no falta nada para que todo sea buenísimo, así que no les cuento lo que se ve en los ámbitos estatales, creo que todos lo intuimos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Daniel, me gusta mucho lo que hacess...gracias por dejar un comentario en mi blog, jamas me lo esperaba! jaja Saludos! Araceli o GOTAS AIRE

Otros



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...