sábado, 11 de diciembre de 2010

Navidad 2010

Según cuenta la conocida y repetida leyenda,  Galileo después de abjurar de su creencia de que era la Tierra la que giraba alrededor del Sol y no al revés, deslizó esta frase que se convirtió en lema de la resistencia frente al poder omnímodo y avasallante: “E pur si muove” que significa “…y sin embargo se mueve…”, sí era la Tierra la que se movía.

A pesar de que sus torturadores lograron arrancarle una declaración retractándose de lo que había enseñado, el por lo bajo se mantenía fiel a sus crencias: E pur si muove.

Era un susurro que contenía un grito: ¡Me pueden torturar, me pueden arrancar las uñas, pueden hacerme firmar cualquier declaración, pero a pesar de eso, a pesar de todo: La Tierra se mueve y no hay nada que podamos hacer para evitarlo…!
………………
Yo ya soy grande, 52 años, todos somos grandes, no nos pueden contar cuentos de hadas, sabemos del mundo, conocemos las oscuras profundidades del corazón del hombre.

Conocimos, leímos o escuchamos sobre muertes, torturas, traiciones, curas pedófilos, asesinatos de bebes, poblaciones enteras bombardeadas con napalm, padres que violan a sus hijos, películas que muestran asesinatos reales, banqueros que en una tarde soleada deciden arrojar al infierno de la pobreza absoluta a miles de personas, gobernantes que mienten y engañan para perpetuarse.

Todos parecen decirnos: 
" ... pero Daniel, con todo esto todavía crees en dios..." 
Y yo, en mi afán de no desagradar a nadie, termino diciendo: 
“… que se yo… tal vez exista…” 
y enseguida por lo bajo, tratando de que nadie me escuche salvo yo mismo, murmuro con los dientes apretados: “e pur si muove”.
  • Crees que hace dos mil años Dios se hizo hombre y nació en un establo: E pur si muove
  • Crees que ese Dios nos quiere y a pesar de ello pasan todas estas atrocidades: E pur si muove
  • Crees que Dios existe y nos ama y nos cuida: E pur si muove
En el libro “La vida de Cristo” Fulton Sheen, dice:
“Nadie podría haber sospechado jamás que aquel que pudo hacer que el sol calentara la tierra hubiera de necesitar un día a un buey y a un asno para que le calentasen con su aliento; que a aquel que, en el lenguaje de las Escrituras, podía detener la carrera de la estrella Arturo, le sería decretado en virtud de un censo imperial, el lugar de nacimiento; que la eterna palabra estaría muda; que la omnipotencia se vería envuelta en pañales, que la salvación se recostaría en un pesebre; que el pájaro llegaría  a ser incubado en el nido que él mismo se había construido… nadie habría sospechado que al venir Dios a esta tierra se hallara hasta tal punto desvalido…. “
Sí: e pur si muove….

Feliz Navidad

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Il semble que vous soyez un expert dans ce domaine, vos remarques sont tres interessantes, merci.

- Daniel

Daniel López dijo...

Ami: Je vous remercie!

Otros



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...