domingo, 19 de junio de 2011

Día del Padre


Existen las esencias.

La esencia es el conjunto de rasgos por los que una cosa es lo que es. Son los rasgos que la distinguen y la separan de otras cosas. La esencia se contrapone al accidente, en el sentido de que los accidentes son las características que una cosa tiene pero que podría no tener sin dejar de ser lo que es.

Creo que sí, que existen. Creo que están allí para indicarnos que las cosas pueden cambiar en lo externo, pero que en última instancia son lo mismo, la misma cosa con otros accidentes.

Todas las cosas son la mismas cosas de siempre pero con diferente ropaje, lo que las distingue son las cuestiones más externas, las partes más efímeras, aquellas que cualquier lluvia de años quita, dejando la estructura importante.

Tal vez mi Papá y yo seamos en esencia lo mismo.

Ciertamente me gustaría que así fuera, de todos los recuerdos que tengo de él, el que más me gusta es algo más pensado que vivido en forma concreta, era como un sustrato que impregnaba todos sus actos, por eso pienso que integraba su esencia.

Recuerdo que siempre estábamos primero para él.

El siempre se mantenía en un segundo plano y no de desinterés sino de protección y, además, de secreto goce de nuestros logros.

En esta idea de que participamos de la misma esencia, de que para ambos nuestros hijos son nuestra extensión, creo que es un camino que debo todos los días completar, es una senda que hay que trajinar día tras día, decisión tras decisión.

También creo que esta igualdad esencial se da en el plano de muchas otras cosas.

Una de ellas es la música.

A él le gustaba el tango


A mi no tanto, pero sí me gusta la esencia del cello pero  con otros accidentes….
(http://youtu.be/_AYEgwwCYWw Descubiertos gracias al blog "No te pongas azul" de Juan López en La Nación)

 Estoy seguro de que en dónde esté, estará aprobando esta decisión.

No hay comentarios.:

Otros



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...