miércoles, 31 de diciembre de 2008

El regalo


Ayer tomé un taxi, el chofer y yo viajábamos por la ciudad afiebrada hablando de nada en especial. De pronto, no se como, la conversación viró hacia los chicos, me preguntó sobre si tenía y le dije que sí, que tenía a Tomi y a Vero.

No se que broma hizo sobre ellos y sus edades y jugar con ellos al fútbol y le comenté que Tomi tenía parálisis cerebral…

Se hizo un silencio bastante molesto, el pobre hombre en ese momento y para seguir hablando me dice algo así como: “no debe ser fácil la vida….” y sin saber bien porqué, me largué a llorar… y a contestar que “… todo bien…. Tomi es un sol…todo bien…”

Más de una vez me ocurrió una situación parecida, se ve que al estar desprevenido, una pregunta o comentario tan inocente me encuentra con las defensas durmiendo y se viene el terremoto emocional…

El clima se había espesado en ese pequeño taxi. El señor intenta decir algo de compromiso, por suerte llego al destino, pago, me estoy por bajar y el me dice a modo de saludo: “Felices Fiestas, se fuerte…” Yo lo saludo y me bajo.

Anoche, creo que por primera vez en los catorce años de Tomi, soñé con él y encima soñé que hablaba, con una voz de nene que silabeaba las palabras, como estrenándolas y en ese sueño yo estaba que estallaba de alegría.

Seguramente ese taxista no lo sabe, pero me hizo uno de los mejores regalos de este año

1 comentario:

Teresa dijo...

Hola, Soy Teresa, me ha conmovido tu sentido y
emotivo agradecimiento por "El Regalo"

Otros



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...