sábado, 18 de septiembre de 2010

El Decálogo de Tomi


Hace un tiempo salió una nota en Clarín sobre un grupo de chicos que había armado un decálogo del buen vecino (http://www.clarin.com/ciudades/capital_federal/buen-vecino-chicos-escuelas_0_321568011.html).

Eran alumnos de dos escuelas (una pública y otra privada) de barrios comunes, bien representativos de la llamada clase media.

El decálogo es este:

1-      Respetar las opiniones y el libre pensamiento de todos.
2-      Dialogar con serenidad en situaciones de desacuerdo.
3-      Respetar las normas de convivencia.
4-      Cuidar el espacio público, tirando los papeles en el cesto, juntando los desechos de nuestras mascotas, cuidando los monumentos.
5-      Ser solidario con nuestros vecinos, por ejemplo, dando un lugar en el colectivo a personas con discapacidad o embarazadas.
6-      Ser responsables en nuestras acciones por el bien común, por ejemplo, pagando las expensas a tiempo.
7-      Respetar las normas de tránsito, cruzando la calle, cuando el semáforo lo indica, manejando a la velocidad permitida, utilizando casco y cinturón de seguridad.
8-      Cumplir con nuestra responsabilidad de asistir y de participar de las asambleas de consorcio.
9-      Ser tolerante ante la adversidad.
10-  “Uno de los grandes tesoros de un país, es el que tenga personas virtuosas que sean amables con sus vecinos”. Proverbio chino.

Como pueden leer, la temática de la discapacidad esta expuesta en el punto 5 de manera expresa aunque en el resto se puede descubrir un espíritu de inclusión y buena voluntad.

Sin embargo, me pareció que era poco… muy poco… es decir: Todo bien con este Decálogo pero creía que la faltaba una mirada desde una óptica distinta.

Entonces se me ocurrió que no había nada mejor que hablar con la gente que está en el tema, así que me puse en contacto mental con Tomi (así, simple, ese es nuestro canal) y él me dictó un decálogo más específico:

Si no hay rampa  ¡ Hay trampa !

Arreglen la vereda rota: ¡ Que mi silla rebota !

La peor discapacidad, dice la Ciencia: ¡Es tratar al otro con indiferencia!

Sí, conmigo todo es más lento, así que: ¡ A disfrutar el momento !

Colectivero amigo, acércate al borde del cordón, que toda distancia es muy larga para quién tiene bastón.

En el supermercado, vaya esta obviedad: ¡ Respeten las cajas donde tengo prioridad !

Podes mirarme, hablarme, abrazarme y ayudarme. Mi vida tiene un propósito, no dejes que se desarme

Dejen que los chicos se acerquen con su curiosidad: ¡nunca me molestan! Todo nuevo amigo es una novedad

Si estoy en un semáforo y no puedo cruzar, en la puerta de un negocio y no puedo entrar, es momento de usar la famosa frase: ¿En que te puedo ayudar?

Todos tenemos algunas diferencias, que la solidaridad y el respeto
se potencie con nuestras presencias

3 comentarios:

Florencia dijo...

Dany, te felicito! Es tan puro, tan cierto y bello lo que escribis. Me siento honrada de poder leerte.Ojala nuestros hijos, seres de luz,vivan un mundo mejor.Es mi mision en esta vida.

Florencia dijo...

"Mira cada dia como una oportunidad para invertir en la vida. Una oportunidad para compartir tu experiencia con alguien mas. Cada dia es una oportunidad de crear milagros en la vida de los demas".

maria julia dijo...

Gracias Tomy por existir y reconliciarnos con la vida. Y gracias Dany por compartirlo

Otros



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...